Loading...

Pasemos a la mesa (Con Irene Jara)

Hoy en día, la vida corporativa incluye actividades sociales, como un punto de encuentro para llevar a buen fin un acuerdo o una negociación importante.

Constantemente recibimos invitaciones para asistir a desayunos, almuerzos, cenas y/o cocteles, con el objetivo de capacitarnos, reunirnos con un cliente, asistir a premiaciones, al lanzamiento de un producto, aniversarios de empresas, etc. Por esa razón, debemos conocer las reglas que la etiqueta nos propone, no sólo para dar una buena imagen personal, sino para respaldar la reputación de la compañía a la que representamos.

¿Qué es la Etiqueta?

Son un conjunto de sencillas reglas que buscan hacernos la vida más grata a todos; por esta razón, hay que practicarlas a diario, para hacer un hábito de cada una de ellas y mostrarnos ante los demás con soltura y naturalidad.

La etiqueta nos recuerda que debemos comportarnos siempre bien y siempre igual, por lo que no importa en donde nos encontremos, el buen manejo de las normas de la mesa y la cortesía hacia los demás, es lo que nos debe caracterizar en todo momento y lugar.

Reglas generales en la mesa:

  • Siéntese derecho(a) y no cruce la pierna.
  • Los codos no se colocan sobre la mesa y si no está usando alguna de las manos, ésta descansa sobre el regazo.
  • Sírvase porciones razonables y coma lentamente.
  • Coma con la boca cerrada, no gesticule demasiado al morder los alimentos y evite hacer ruidos tanto al tragar como con la boca, los platos o cubiertos.
  • No se chupe los dedos, ni saque de la boca algún residuo con la mano.
  • Los palillos de dientes no deben estar jamás en la mesa.
  • Si no desea alguna bebida o alimento solamente diga “no gracias”, sin necesidad de dar explicaciones.
  • En la mesa no se hace uso de ningún cosmético.
  • Las cosas no se pasan de mano en mano.
  • No diga “provechito” … con un “que lo disfruten” es suficiente.
  • Los alimentos blandos (filetes de pescado, ensaladas, frutas, lasagnas, pasteles, etc) se cortan únicamente con tenedor y se usa el cuchillo para apoyarse y terminar de comerlos.
  • La forma correcta es decir “estoy satisfecho” y nunca “que lleno(a) quedé”.
  • Cuando exprima un limón, tómelo con una mano y con la otra lo tapa para evitar salpicar a los demás.

Uso de los cubiertos:

Los cubiertos se usan de afuera para adentro y de arriba hacia abajo, ése será el mismo orden en que serán servidos los platillos. Aparecerán en el lado derecho e izquierdo los que se tomen con esas manos.

Practique la forma de tomarlos para que pueda trinchar correctamente y comer con seguridad y confianza cada alimento que le ofrezcan.

No señale con los cubiertos en la mano, puede provocar un accidente innecesario.

Los queques se sirven con tenedor, sólo los postres con texturas blandas como el arroz con leche, gelatinas, helados, mousse, etc; se sirven con cuchara pequeña.

La Servilleta:

Si es de tela, se coloca extendida sobre el regazo, -nunca sobre el cuello- y se usa con discreción evitando mancharla demasiado.

Una vez que terminamos, se coloca al descuido al lado izquierdo.

Si usa servilleta de papel, no la arrugue haciéndola una “bolita”. 

Vasos, tazas y copas:

Sólo se toman por un lado evitando dejar todo el borde sucio.

Los vasos se sirven 1 ó 2 dedos abajo del borde y las copas se llenan sólo 3/4, nunca hasta arriba.

Las tazas se toman por la oreja y no se deja la cucharita adentro. Cuando ponga azúcar en sus bebidas, remueva con suavidad para que no se escuche un tintineo.

Las copas se toman por el tallo y no por el cáliz.

 

Y por lo que más quiera, evite levantar el dedo meñique, ya que esa innecesaria costumbre le resta elegancia y distinción a su Imagen en general.

 

¡Que disfrute sus alimentos!

Leave a Comment