Loading...

Entrevista para televisión

Con frecuencia mis clientes me llaman angustiados(as) porque van a ser entrevistados(as) en televisión, o porque necesitan hacer una presentación en público.

 

Si bien, lo primero que se recomienda es recibir previamente un entrenamiento para el manejo de medios de comunicación y en oratoria, en donde se puedan abordar las diferentes técnicas para dominar los mismos; como lo son la práctica de la voz, la dicción, los vicios del idioma y el lenguaje no verbal, entre otros, una de las principales preguntas siempre es: ¿qué me pongo?, por lo que para resolver estas dudas y se puedan concentrar solamente en el contenido del mensaje, repasemos algunos consejos que ayudarán a verse como un(a) experto(a) ante las cámaras.

  • Es ideal tratar de averiguar de qué color es el set, si es al aire libre o es un espacio con alguna decoración determinada, esto, con el objetivo de que la vestimenta contraste con dicho lugar.
  • Es muy importante conocer nuestra armonía natural de color, para que vistamos con las tonalidades que mejor van con nuestro rostro y de esta manera podamos vernos frescos(as) y radiantes a cuadro; pero si no conocemos este dato, elija colores básicos y oscuros como el azul, ya que el mismo es muy seguro para la televisión. Recuerde que los colores claros saturan y suelen añadir kilos de más al cuerpo humano.
  • Contrario a lo que podemos pensar del negro, color elegante por excelencia y que por ilusión óptica, ayuda a disminuir la figura, ante el lente, absorbe mucha luz, y la cara puede acentuar ojeras y arrugas, por lo que puede hacer que el rostro se vea cansado. Si tiene que llevar negro obligatoriamente, trate de ponerse una corbata o pañoleta con colores que le favorezcan e ilumine.
  • Evite estampados grandes, los cuadros, telas brillantes y muy especialmente las rayas; ya que las mismas se distorsionan con la luz y por lo tanto distraen al televidente.
  • Toda la joyería debe ser discreta tanto en collares como en aretes y los mismos no pueden sonar.
  • Pruébese la ropa el día anterior y asegúrese de sentirse cómodo(a) con ella, tanto de pie como sentado(a). La misma debe estar perfectamente planchada y limpia.
  • Al hombre se le recomiendan trajes también oscuros, combinados con camisa blanca o tonos claros. El puño de la camisa debe sobresalir de la manga del saco. Si está sentado desabroche su saco.
  • Use siempre calcetines largos y de color sólido para que, al cruzar la pierna no quede piel al descubierto.
  • Cuide siempre que la postura sea con la espalda erguida, tanto sentado(a) como de pie.
  • Si la mujer escoge usar falda o vestido, se recomienda de un solo color para lucir más profesional. El monocromático no interrumpe la silueta y permite verse más alta y más delgada. Cuide en todo momento su manera de sentarse para que la falda no se suba demasiado.
  • Los escotes y los brazos descubiertos no son apropiados si se desea emitir una imagen seria y competitiva.
  • Cuide tanto su peinado como su maquillaje para que la imagen y la palabra sean coherentes con el mensaje que se desea expresar.
  • Si usan anteojos, prefieran los anti reflejantes para evitar destellos incómodos e innecesarios.
  • En ningún caso porte marcas vistosas o que llamen demasiado la atención, a no ser que sea la suya la que está mostrando.

 

Siga estos consejos prácticos la próxima vez que tenga que asistir a una entrevista, verá como logrará escucharse tan bien como se ve.

Leave a Comment