Loading...

Cuide su Imagen Corporativa

La Imagen Institucional debe ser el intangible  más preciado de cualquier empresa.

Cuando un colaborador descuida su aspecto afecta la imagen corporativa, ya que, inconscientemente, el cliente asocia la calidad, el servicio y, sobretodo, la congruencia del producto que se ofrece con quienes lo otorgan.

Si bien es cierto que a nadie se le contrata por su buen gusto en el vestir, la destreza para proyectar una imagen adecuada y profesional permitirá que nos mostremos con más seguridad y confianza a la hora de presentarnos y hacer negocios.

Existen códigos o manuales de imagen para las empresas que permiten, de manera amable, poder recordar a los trabajadores la importancia de una buena proyección personal para fortalecer la reputación de la marca que representa.

Veamos algunos errores en la imagen ejecutiva que deben evitar hombres y mujeres dentro de las oficinas.

  • Descuidar el cabello, llevarlo maltratado, sin peinar o tener un corte inapropiado. Una mujer no debe presentarse con el cabello húmedo al trabajo.
  • Traer zapatos sin lustrar, o muy gastados.
  • Usar escotes pronunciados, minifaldas o prendas muy pegadas al cuerpo.
  • Poco maquillaje o muy llamativo para el trabajo. Una profesional debe llevar maquillaje siempre, sin embargo, el mismo debe ser con colores suaves y sin efectos recargados.
  • Usar trajes de talla incorrecta en hombros y largo de mangas del saco o en el pantalón. Los pantalones, tanto de hombre como de mujer, no deben ni muy cortos ni muy largos.
  • La corbata debe colocarse con el cuello de la camisa cerrada y centrada, además el borde debe llegar al borde superior del cinturón.
  • Exceso de joyería o accesorios de fiesta en ambientes profesionales.

En el caso de los caballeros, sólo deben portar reloj fino y anillo de bodas. Las mujeres deben usar pocos accesorios o combinarlos de tal manera que no recarguen el atuendo final. Estos no deben sonar.

  • Descuidar la pulcritud en cara, aliento, manos y ropa.
  • Usar uñas muy largas o con decoraciones excesivas. Los colores adecuados siempre serán los beige, gris perla, vino, palo de rosa, etc, que combinen con cualquier atuendo.
  • Hacer combinación de traje con camisa y corbata oscura. La regla indica que la camisa siempre debe ser más clara que el saco, y que la corbata debe hacer contraste con la camisa para proyectar una imagen profesional.
  • Usar cinturón desgastado y casual con pantalón de vestir. El cinturón es uno de los accesorios más importantes en la imagen del hombre, sobre todo si no se usa corbata. Se estila que los pantalones de vestir se usan con cinturones delgados y de cuero, en combinación con el color de los zapatos.
  • Usar bolso casual con combinaciones ejecutivas. Los bolsos casuales y estampados, no van con atuendos profesionales y mucho menos si son muy grandes. Debemos recordar la proporción de nuestro cuerpo para saber comprar una cartera adecuada.
  • Usar mochila con traje. Nada arruina más la imagen de un hombre de traje que verlo con mochila, ya que la misma es un símbolo estudiantil o de quienes aún están en preparación.
  • No saber combinar los calcetines. Los calcetines deben combinarse con el color de los zapatos o del pantalón. NO de la corbata! Las medias blancas jamás deben usarse con pantalones de vestir y las llamadas happy socks, se usarán en ambientes relajados y preferiblemente los fines de semana.
Viernes casual o casual de negocios:
  • Este es uno de los puntos más controversiales dentro de una empresa. Si no se delimita con detalle el concepto del “viernes casual”; cada funcionario puede confundir ese beneficio con llegar vestido como si fuera de fin de semana y de esta manera se puede caer en el riesgo de hacer uso de:

–          jeans rotos o deslavados

–          uso de zapatos tennis o flats (zapato de piso)

–          camisas con las faldas por fuera o mangas recogidas

  • En este apartado, debemos recordar que el código de vestimenta “Casual de Negocios” o “Business Casual”, admite solamente los pantalones jeans, sí y sólo sí, estos son azules y están en perfecto estado. El resto de piezas que los(as) colaboradores(as) usen, como: zapatos abiertos, camisetas tipo polo, pantalones estampados llamativos, blusas cortas o con tirantes, etc; no deben ser aceptados dentro de una empresa que cuida su imagen y por ende, su reputación.

Descuidar la imagen personal puede generar consecuencias graves en la percepción del profesionalismo, así que a partir de hoy, no escatime en estos detalles, ya que “como te vean, así te tratarán”

Leave a Comment